09 marzo 2008

Cometas en el cielo



Anoche viajé a Afganistán. Fueron dos horas intensas, en las que sentí miedo, angustia, indignación,.. pero también hubo momentos de reflexión, ternura y al final una indescriptible sensación de paz interior.

Nominada al Oscar a la mejor banda sonora, Cometas en el cielo es una obra de arte. Está dirigida por Marc Forster (Descubriendo Nunca Jamás) y basada en la novela del médico de orígen afgano Khaled Hosseini "The Kite Runner". Cuenta la historia de una amistad infantil en el Afganistán de los 70, un exilio tras la intervención soviética, y una dura vuelta del protagonista a sus orígenes, a un país destruído por las guerras y el régimen talibán, para intentar paliar los errores de la infancia. No era mi intención ver esta película, pero un acertado cambio de planes me llevó a ella. Creo que es una de esas historias que necesitan ser contadas, imprescindibles en este mundo revuelto en que vivimos, para entender, comprender, ver más allá... Forster la describe como "una carta de amor a Afganistán". Y no cuento más de la historia; te animo a que vayas al cine y la vivas.

Impresionante la interpretación de Khalid Abdalla, este joven actor inglés de padres egipcios consigue transmitir tanto con un sólo gesto, una mirada, que intuyo que no va a pasar desapercibido y que en adelante vamos a poder disfrutar de él mucho más a menudo en la gran pantalla.

Un regalo también es el trabajo de Zekeria Ebrahimi y Ahmad Khan Mahmidzada, dos niños afganos convertidos en protagonitas de una película que ha dado la vuelta al mundo.

En este enlace puedes disfrutar de una entrevista a Khalid:
http://www.rottentomatoes.com/news/1694079/

Y para conocer un poco más Afganistán,
http://es.wikipedia.org/wiki/Afganistán

10 comentarios:

Rose dijo...

Algo nuevo que conocer y sobre lo cual reflexionar, gracias por compartirlo.

Vivianne dijo...

Tu y tus entregas son divinas, por favor no dejes de compartir tus reflexiones que hacen remecer todas las veces el alma y corazón...

Dédalus dijo...

Gracias, Mehreen. A veces se me olvidan ciertas cosas, pero siempre hay una Campanilla cerca que me recuerda lo que es importante (de lo que me distrae con demasiada frecuencia lo urgente). Hoy has sido tú. La iré a ver.

Un abrazo.

P.S. Campanilla, decía, la de Peter Pan.

Beth dijo...

Me ha recomendado el libro un compi del curro :)

Minerva dijo...

Se ve interesante tu recomendación Mehreen :), la tomaré en cuenta ojalá la lleguen a estrenar por acá.

Un abrazo

Su dijo...

Tendré que verla, gracias. Un besito

EL HIPPIE VIEJO dijo...

OÌ HABLAR DE ESTA PELÌCULA,
DESPUÈS DE TU ESCRITO SEGURAMENTE LA IRÈ A VER.
UNA TIERRA TAN CASTIGADA POR LA INSENSATEZ DE LOS HOMBRES.

QUE ESTÈS BIEN MI QUERIDA AMIGA!

DESDE ESTE BUENOS AIRES CASI OTOÑAL TE DEJO MIS SALUDOS.

ADAL

.:*:. Ferípula .:*:. dijo...

Qué realidades duras...amenazantes.
Bueno, mi reina de las estrellas, usted tiene un premio en mi blog.
Besos!!!!

Dark Fenix dijo...

Gracias por seguir compartiendo cosas como estas Mehreen, q de alguna forma refrescan un poquito el alma, tan cansada de andar por la vida...
Lamentablemente donde vivo no pasan peliculas no "made in hollywood" por lo q tendre q bajarla de internet... :(

Gracias de nuevo, por iluminarme el dia, Mehreen... :D

Un abrazo grande
Francisco

Sitjar dijo...

Habrá que verla... me encantan ese tipo de documentales y películas. Vi hace poco en un canal regional el documental "Si no hay viento no suben"... si lo encuentras (cosa que yo no lo he hecho por la red) te lo recomiendo. :)

Un abrazo