01 noviembre 2006

Noviembre


Spiranthes spiralis. Orquídea de otoño. "Trenzas de muchacha".

Ya llegó Noviembre... ¿qué imágenes, qué sensaciones vienen a tu memoria con el nombre de este mes?. Veamos, hagamos una asociación de palabras... noviembre, frío, cementerio (Todos los Santos), chimenea,... vamos, que esto ya comienza a oler a invierno. Nos queda aún más de un mes para cambiar de estación, pero en mi esquema mental, el otoño y la primavera son efímeros.. Mi año se divide en dos mitades; una se centra en el estudio, el cambio a ropas más abrigadas, preparar las Navidades y tiritar de frío por las mañanas... y la otra, en aparcar los libros, tumbarme al sol en la playa y disfrutar de las noches de luna con faldas y a lo loco (con el concepto que cada cual tenga de hacer el loco..).

Ambas me gustan, pero mi debilidad, por supuesto, es el verano. Para mí, es símbolo de libertad. Ahora miro por la ventana, anochece antes, y todo se ha teñido ya de color plata. Un invierno más está llamando a la puerta. Me acuerdo que en un post de finales de verano dije algo así como que el ocio no me estaba sentando muy bien, pero que mi melancolía encontraría pronto su cura, mis devaneos de cabeza, en ocasiones en el límite con lo patológico, llegarían pronto a su fin.. y no me equivoqué. El estrés de las clases ha acabado con mi tiempo de intentar desenmarañar mi pensamiento buscando el centro, la esencia, la verdad.. la felicidad. No tengo tanto tiempo para buscar respuestas, para jugar con las palabras, para imaginar, soñar, viajar con mi blog... el espítitu del invierno ha llegado a mi alma.

Cuando uno tiene todo el tiempo del mundo para pensar.. acaba sorprendiéndose de las cosas que pueden salir de su cabeza. Ahora, mi yo "ocioso" está más calmado.. pero no muerto. Por más que ese espíritu invernal lo intente, se me sigue yendo la cabeza por cualquier tontería. Quizás no me siento frente al ordenador para soñar despierta, pero no tengo problema, lo hago en cualquier otro sitio... No puedo dejar de buscar estrellas. De enamorarme por las esquinas. De ilusionarme con cualquier cosa.

A pesar de que me considero responsable (a veces en exceso) no soy una persona seria, las conversaciones sobre economía no me interesan, me aburro con la política... no pretendas hablar conmigo sobre tus negocios, no creo que te dé un buen consejo... y me cuesta una barbaridad expresar mis sentimientos. Y soy así en invierno y en verano, brille el sol o caiga la nieve. Lo que pasa es que en invierno al estar más ocupada.. mi alma se contiene. Esto me lleva a pensar que cuántos soñadores se esconderán bajo trajes y corbatas camino a sus puestos de trabajo...la esencia de nuestro ser viaja con nosotros.. y se manifiesta silenciosa mediante chispitas en la mirada con mensajes claros para quien se detiene a descifrarlas. Hay un ser humano dentro del más elegante de los encorbatados.

Feliz mes de Noviembre.

3 comentarios:

Liliana Cordovero dijo...

Morgana en su blog ha escrito:
Yo soy,
quíen soy.
Sin embargo sigo buscando.
No para encontrar, sino
para seguir siendo.

EL HIPPIE VIEJO dijo...

AMIGA

TE DIGO GRACIAS , MUCHAS GRACIAS POR ESTAR .

BESOS

ADAL

Medicinae Doctoris dijo...

Sabes... Noviembere es para mi un mes muy especial, naci en este mes, mi primer amor llego un noviembre, y un noviembre termine con esa persona... es un mes antes de las navidades...

en españa debe hacer mucho frio... dices te la pasas con ropas abrigadas... yo creo que fui bendecido y naci en mi pequeña isla caribeña... donde solo existe la primavera y el verano....