19 marzo 2007

El juego de la vida



Podían haberse conquistado. Podían haberse disfrutado. Podían haberse odiado a ratos y amado el resto. Podían haberse acompañado en el camino. Podían haberse visto morir.
Con un simple "hola", podía haber sido la razón de seguir, haber compartido el despertar, la música y la lluvia.
Podían haberse dado calor.
Podían haberse descubierto, pero... tomaron ascensores distintos.

("Así es la vida". Cuento de Jaime López)

¿Es verdad que la vida es un juego de dados o, como dijo Voltaire "Lo que llamamos casualidad no es ni puede ser sino la causa ignorada de un efecto desconocido"?.. me gusta pensar lo segundo, me gusta imaginar que hay un por qué. Un por qué que escapa sin duda a nuestro entendimiento.
Que crezcan los tréboles de cuatro hojas en tu camino...

4 comentarios:

modes amestoy dijo...

no sé si es o no un gran juego de azar, pero yo, por si acaso, le voy buscando las cosquillas a la vida y trato de que no e pille desprevenido.
Un saludo

Oski dijo...

Algo similar a la teoría del caos...una mariposa aleteando alegremente en la Amozonia puede provocar un huracán en la otra parte del mundo...todo es posible ¿no? quizás todo forme parte de la casualidad, del azar y la suerte.

Todo es demasiado complejo para comprenderlo.

Un abrazo

Dedalus dijo...

Acabo de comentar la entrada de abajo y veo que ésta tiene tela, como para explayarse a gusto. Como tengo poquito tiempo, voy a recurrir (sin que sirva de precedente) a lo fácil: Te cuento lo que pienso, poniéndote el enlace de lo que sobre la suerte y el destino escribí el 9 de febrero.
Un beso, Mehreen.

http://el-alfeizar-de-dedalus.blogspot.com/search/label/De%20mi%20pu%C3%B1o%20y%20letra

MARU dijo...

creo que siempre hay un porqué y nada es casual sino causal, solo hay que saber cual es la delgada linea que divide el limite de perderse en los por qués, en lugar de disfrutar el aquí y ahora, es una sutil diferencia que puedo ponernos de uno u otro lado del camino.
no es tarea fácil, pero si apasionante.