26 agosto 2007

En mis sueños.. una noche

Anoche, entre el lío de la gente que sale a despedir el sábado, una chica que pasaba cerca de mí le decía a su amiga..."¿No te pasa que hay canciones que te recuerdan a alguien?"..No escuché la respueta de la otra chica, pero no es difícil imaginarla. A todos nos pasa. Cuando escuché esta canción por primera vez en la radio, me sentí identificada...
Nunca se me dio demasiado bien
poner las cartas sobre la mesa,
nunca se me dio, no, demasiado bien.
Y ahora nos volvemos a encontrar
y me preguntas que qué tal me va...
Quisiera ser capaz, decirte la verdad,
decirte que me va realmente mal,
no te logré olvidar, ni lo intenté quizás.
Quisiera ser capaz mirarte y no temblar,
decirte que aún nadie me volvió a besar,
no te logré olvidar, ni lo intenté quizás.
Y en lugar de eso, sonrío y tiemblo,
y te cuento que ya acabé la facultad,
me puse a trabajar y, me volví a enamorar.
Y en lugar de eso, sonrío y pienso
por qué no seré capaz de decir la verdad.
Te pierdo una vez más.
(Conchita. "Nada que perder")
No sé si habrá muchas personas en el mundo a las que se les dé peor que a mí eso de poner las cartas sobre la mesa. Hoy le he vuelto a encontrar, se ha colado en mis sueños.. y me he despertado triste. Es un día raro, hoy me siento rara. Pero don't worry, se me pasará rápido la tontería.
Quizás es que se me junta todo, quizás es que hoy es una de mis estrellas la que emprende su viaje, la que hace sus maletas y se va, valiente, a buscar su sueño...
Te vas... tú también. Suerte.

7 comentarios:

Ferípula dijo...

Hola preciosa!
Un anden....vacío...también depende de los tiempos, como en la música. Los vacíos hablan, a veces gritan.
No estés triste: vos sos el tren.
Te quiero.

Muá!

Itami dijo...

Esa canción la escuché de casualidad en la radio y me puso los pelos de punta... me la baje y al volver a escucharla me puse a llorar... no se, es como si algo dentro de mi se sintiera completamente igual a como dice la canción "quisiera decirte que me va realmente mal"...
Pero... tengo un sueño que conseguir asi que... ¡¡a por todas!! :)

Sonríe... es gratis.

Oski dijo...

La vida se basa en momentos y los momentos en situaciones. Claro que hay canciones que nos recuerdan a alguien y cuando las escuchamos el alma se nos muere un poquito, pero...así es la vida o eso dicen.

Quizás en algún sitio, en algún lugar, alguien escuche otra canción y se acuerde de nosotros, de los viejos tiempos...

No todo está perdido, llegan despedidas, pero también llegan aires de cambio, nuevas alegrías por disfrutar.

Un abrazo

Beth dijo...

Hasta hace unas semanas me hacía las mismas preguntas que tú. Un día me desperté y decidí no llorarle más, pensar más en mi, me funcionó a ratos para que nos vamos a engañar...Hasta que alguien muy cercano a mi me contó algo que hizo que mis ojos se abrieron de golpe. Me caí de mi nube y supe que había estado perdiendo el tiempo...desde entonces estoy mejor y me alegro, porque ya me tocaba.
Espero que ese día te llegue a ti.
Un beso enorme.

Mehreen dijo...

Feri: quizás tengas razón, yo soy el tren.. pero tengo la sensación de que a veces este tren va un poco a la deriva..gracias por todo.

Itami: que consigas tu sueño! ;)

Oski: me ha gustado eso de que quizás alguien también se acuerde de nosotros al escuchar una canción :) es posible..
En cuanto a las despedidas.. son una prueba difícil para una amistad, espero que esta resista.

Beth: tus palabras me animan mucho.. yo lo creía superado ¿sabes? pero últimamente me han vuelto muchos recuerdos. Estaré baja de defensas ;P Y lo peor es la sensación de haberlo vivido ya antes.. ¿es que nunca me va a salir bien?.. En fin, la esperanza es lo último que se pierde.. o eso dicen. Me alegro de que tú estés mejor. Un abrazo.

elfo_de_la_noche dijo...

puede darsenos mal el poner las cartas sobre la mesa, pero hay que hacer un esfuerzo y poco a poco se nos dará mejor. Mucho ánimo... sé lo que sientes. Todo pasa, pero también todo deja su huella, más o menos profunda, pero algo siempre queda...

Anónimo dijo...

TODA LA NOCHE he dormido contigo JUNTO AL MAR, en la ISLA.

SALVAJE Y DULCE eras entre el placer y el sueño, entre el fuego y el agua.

Tal vez muy tarde
nuestro sueños se unieron

en lo alto o en el fondo,

arriba
como ramas
que un mismo viento mueve,

abajo

como rojas raíces que se tocan.