01 julio 2008

Mi pequeño regalo



"Tienes ese don de dar tranquilidad,
de saber escuchar, de envolverme en paz.
Tienes la virtud de hacerme olvidar
el miedo que me da mirar la oscuridad..."
(Nadie como tú. La Oreja de Van Gogh)

Cuando encuentras un alma afín, te dan ganas de darle la mano y salir corriendo... donde sea, no importa, donde nos lleven las risas y esa alegría que nace de la complicidad. El mundo ya tiene demasiadas envidias, demasiados egoísmos, segundas intenciones, malos rollos.. y toparte un buen día cara a cara con alguien en quien sientes que puedes confiar plenamente, es una prueba de que no estamos perdidos, no nadamos contra corriente, somos muchos los que aún apreciamos valores como el compañerismo y la amistad. Es la señal. Un toque en el hombro, para decirte que el mundo que tú quieres es posible.

Hace apenas un mes no te conocía. Una vez más, no sé si somos casualidad o si formamos parte de un plan perfectamente estructurado, pero me da la impresión de haberte conocido antes.. antes de que alguien me dijera lo que está bien y lo que está mal, antes de que se formaran mis prejuicos, mis miedos, mis valores, mis ideales; antes de que la semilla de mi vocación, esa vocación que compartimos, comenzase a germinar, y de leer aquellos libros que cambiaron mi historia, mucho antes de enamorarme y caer al vacío para volver a ponerme en pie... Me da la impresión de haberte conocido cuando aún nuestras almas existían en estado puro, intactas.. porque a pesar de haber vivido historias distintas durante este cuarto de siglo, hay algo que permanece inalterado y que reconoces en el otro desde la primera mirada. Llámalo química, conexión.. amistad.

Para mí, que me cuesta tanto abrirme al mundo, que el miedo me gana con frecuencia impidiéndome ser yo misma con naturalidad.. es de gran valor ese sentimiento, esa semilla de algo grande. No hacen falta palabras, sobran casi siempre, una simple mirada me aporta seguridad y confianza en una época en la que necesito, necesitamos ambos, supongo, encontrar puntos de apoyo... y nunca sabes dónde puedes hallarlos.

Este post es para tí, que me has regalado tu sonrisa, tu humor, tu confianza, y compañerismo desde el primer minuto. Sólo espero poder seguir disfrutándolos durante mucho tiempo, y saber responderte con lo mismo. En un mundo en ocasiones hostil, te convertiste al instante en mi aliado. Por eso.. y porque aquella noche deseé quedarme en ese tren para siempre.. este es mi regalo de cumpleaños.

7 comentarios:

Rose dijo...

Y como no querer quedarse ahi... si se siente tan bien!


Un abrazo.

klimt dijo...

seguro haz oido la cancion:
"coincidir"

porque cabalmente eso dice tu post

entre tanta gente, tantas cosas y coincidir

que todo siga de lo mejor, y aprovechar todo el tiempo...

besos mi niña

Dark Fenix dijo...

Q hermoso regalo de cumpleaños Mehreen!!

Es muy lindo encontrar a alguien con el q uno se sienta así de bien... Ese tipo de personas con las q con solo una mirada le decimos todo y ademas lo entienden... O con las q nos identificamos y compartimos una "forma de ser"...
Me alegro mucho mucho por vos... ^^

Un abrazoo desde este rinconcito del charco...
Fran

Vivianne dijo...

Felicidad plena se le llama a eso que con tanta convición evocas, caer una vez, quizás más de una vez para volver a levantarse de frente a la vida con optimismo y alegría, de saber, de sentir que no estamos solos y que el universo conspira a favor nuestro, la esperanza y la fe mueve montañas, solo resta vivirlo...

Minerva dijo...

¿Será posible que ese tipo de encuentros sean predestinados? ¿Qué de verdad dos personas se pudieron conocer en otro tiempo y lugar? ... leer tu post hace que esas preguntas se me vengan a la mente. Bien por ti Mehreen que tengas a tu lado a aquel aliado :).

Qué disfrutes los futuros buenos momentos :).

Un abrazo enorme!

Pd.: El libro que me recomendaste se ve interesante ;) lo tomaré muy en cuenta.

... MEDICINÆ DOCTORIS ... dijo...

les deseo mucha felicidad a los dos, que parece que se conocian antes de conocerse...

abrazos desde el nuevo mundo...

Ledicia dijo...

Enhorabuena por tu amigo y cuidalo pq encontrar algo así no tiene precio, aunque a veces no seamos capaces de verlo.

Un besazo!