03 mayo 2009



Se me acumulan los sentimientos, y no puedo soltarlos todos de golpe.. quieren salir, resbalan desde mi corazón a estas manos que escriben intentando poner un orden. Y no lo consiguen. No quiero hablar de amor. No quiero seguir esperando. No quiero ilusionarme para perder como siempre en solitario. Pero ya es tarde. Porque hablo, sigo esperando y me ilusiono aún sabiendo cómo acabará el juego.

Estoy bien. Estoy entrenada en el ejercicio de olvidar, de renunciar, cada vez lo hago mejor o eso aparento. Me digo que no ha llegado aún mi momento, que la vida da muchas vueltas, que es patético buscar un cuento de hadas cuando hay otras cosas más reales y prioritarias, como mi crecimiento personal y profesional. Todo frases hechas que diría a mi mejor amiga si me pidiera un consejo. Pero si me dejo llevar.. si me olvido por un momento de razonar..

Porque algo dentro de mí está ardiendo, porque quiero vivir las historias que otros viven, los besos que otros sienten.. harta estoy ya de quedarme en el quicio de esa puerta, harta y confusa, porque me pregunto el por qué y no obtengo respuesta. Tal vez sea el miedo el que paraliza mis pasos..tal vez no quiero saberlo.

Sólo quiero que llegues de una vez por todas, me des la mano, y te lleves mis preguntas..

5 comentarios:

Vivianne dijo...

Ayyyy amiga tus palabras las hago mías y duelen pero me resisto a bajar las manos, aunque estemos entrenadas en el ejercicio de olvidar, renunciar estamos colmados de amor del bueno para entregar, sólo tienen que advertirlo y auqnue tome tiempo eso sucederá, un fuerte abrazo!!!

Dédalus dijo...

Ese final, querida Mehreen, es una tentadora invitación para quien pueda disponer de un largo rato para compartir contigo, escucharte... y tal vez hasta decirte que la vida se cuece en lo real, en el día a día, donde uno sobrevive con lo que es y a pesar de lo que es. Creo que todo lo demás es pura ficción. Lo cual no significa, en absoluto, que en la existencia más cotidiana y real no se pueda amar y, por supuesto, ser tremendamente feliz.

Un abrazo. Y una mano.

AZUL dijo...

L espera desespera pero no podemos desligarnos jamás de ese verbo infinito llamado amar...va inmerso en el camino, es chiste es ir aprendiendole a gozar, en sus etapas de veda y abundancia....su indiscutible sube y baja..

Gaby Morales dijo...

am creo ke ya ni te acordaras ke un dia pase por aki pero bueno aki estoy otra vez alagando tus palabras tu forma de expresar todo lo que tienes yo por mi parte aun no puedo hacerlo bien :(

todo llega con calma a y aunke muchos lo digan yo lose , mientras menos lo esperes aparece lo que buscabas :D

muchos besos y cariños

Anónimo dijo...

Quiero que sepas una cosa.

Tú sabes cómo es esto:
si miro la luna de cristal, la rama roja del lento otoño en mi ventana,

si toco junto al fuego la impalpable ceniza o el arrugado cuerpo de la leña,

todo me lleva a ti, como si todo lo que existe, aromas, luz, metales, fueran pequeños barcos que navegan

HACIA LAS ISLAS TUYAS que me aguardan.

Ahora bien, si poco a poco dejas de quererme dejaré de quererte poco a poco.

Si de pronto me olvidas no me busques, que ya te habré olvidado.

Si consideras largo y loco el viento de banderas que pasa por mi vida y te decides a dejarme a la orilla

del corazón en que tengo raíces,

piensa
que en ese día, a esa hora

LEVANTARÉ LOS BRAZOS Y SALDRÁN MIS RAÍCES A BUSCAR OTRA TIERRA.

Pero si cada día, cada hora
sientes que a mí estas destinada
con dulzura implacable.

SI CADA DÍA SUBE UNA FLOR A TUS LABIOS A BUSCARME,

ay amor mío, ay mía,

en mí
todo ese fuego se repite,

EN MÍ NADA SE APAGA NI SE OLVIDA,

mi amor se nutre de tu amor, amada, y mientras vivas estará en tus brazos SIN SALIR DE LOS MÍOS.