30 septiembre 2007

¿De pequeño habrías querido ser tú?


Cartel de la película "El cazador de sueños"

Hoy no escribo yo. Hoy le robo las palabras, como ya he hecho en alguna otra ocasión, a Risto Mejide. Este texto fue publicado en su sección "Hartículos", del diario ADN, el pasado viernes 28 de septiembre. No sé cómo lo hace, pero logra que cada palabra te traspase y llegue a lo más profundo de la conciencia, para despertar esos sueños dormidos.

Búscate un segundo. En cuanto nadie mire, coges y te persigues un rato. No te prometo ningún resultado, es más, igual acaba siendo tan inútil como leerme a mí, igual sólo por eso ya ni vale la pena. Pero te doy una pista, si quieres encontrarte fácil, búscate en sincero y mírate en algún lugar entre una pequeña promesa y alguna gran frustración.

Ahí andamos todos, entre miles de expectativas y cientos de no pudo ser. Dicho de otro modo, somos algo muy parecido a un manojo de promesas que han ido caducando en forma de fracaso o, con suerte, transformándose en bonitos recuerdos. Pero si lo piensas, la mayoría de tus proyectos van asfaltando de ilusión las ruinas de un pasado que crece bien absurdo destruido por la deflagración de los intentos. Y lo que eres hoy va cubriendo lo que quisiste ser algún día, como ocurre con esos cuadros ocultos bajo otros cuadros, que es lo que la gente jamás ve, y a veces ni siquiera puede intuir.

Si algún día soñaste con ser actriz de culebrones, defensa del Rayo y guitarrista de jazz, lo más probable es que hoy seas estilista en Vallecas, contable de una consultora, y cocinero de un motel de carretera.
No me vengas con que tus sueños han evolucionado, que has crecido, que en eso consiste madurar, en adaptarse a la vida y en que la vida se adapte a ti, que ser feliz es aprender a conformarse, y todas esas bobadas de la antiayuda. Te cambio el secador por una cámara, la calculadora por el balón, y la sartén industrial por una Gibson Les Paul, y mirándome a los ojos, dime con qué te quedas.

Hablando en plata. Abandonar un sueño es como morirse por fascículos. Con la diferencia de que esta colección no la acabas tú, sino que probablemente sea ella la que acabe contigo. El día que la empiezas no te das ni cuenta de lo que estás haciendo, porque con el número uno, también en este caso, vienen todo tipo de tapas, excusas y justificaciones de regalo. Que si ya es tarde para intentarlo, que si al fin y al cabo lo puedo seguir haciendo como hobby, que si en realidad me gusta vivir bien, que si no lo hago es por mi familia, que si necesito una garantía de seguridad, que si ya no tengo edad, ni dinero, ni contactos... lo que sea.

Por eso, a todos los que hoy se planteen convertir sus expectadivas en frustracienes. A todos los que pretendan inmolar su vocación con la dinamita del miedo. A todos los que alguna vez se hayan planteado castrarse un te imaginas. A todos esos, con el corazón en una mano y los genitales en la otra, tan sólo os haré una pregunta, ¿tú de pequeño habrías querido ser tú? Y por favor, antes de contestar, intentad que la palabra tarde no rime con la palabra cobarde.

Una vez tuve un profesor que nos puso un único examen final. En una hoja, nos dijo, escribid lo que haríais a partir de mañana si hoy os tocasen mil millones. Y ahora voltead la hoja, y detrás me escribís por qué no lo empezáis a hacer ya, aunque no os hayan tocado.

Sólo hubo una forma correcta de contestar esa pregunta.

Dejándola en blanco.

("Qué quieres ser de mejor", por Risto Mejide)

10 comentarios:

Corominas dijo...

Si la cultura es lo que queda después de haber olvidado lo que estudiamos, nuestro presente sería lo que queda tras olvidar nuestros sueños. Seguro que no está tan mal. Al menos, no tan mal como vivir con la ansiedad de querer cumplirlos a toda costa! ;-D

Vivianne dijo...

Creo que jam�s terminamos de buscar lo que anhelamos, pero si, nos conformamos con lo que tenemos,yo lo disfruto a concho, el Sr. que escribi� esto d� justo en el clavo y sabes jam�s hab�a pensado de peque�a si me hubiera gustado ser yo, me lo pregunto ahora y creo estar conforme con mi vida con mi andar y con mis b�squedas, abrazos desde Chile.

Mehreen dijo...

Buena reflexión Corominas :) yo me quedo con eso de que las utopías sirven para caminar.. y creo que los sueños también, por eso quizás uno no llegue a lo que sueña ser, pero al menos irá por buen camino. Esa ilusión por alcanzar los sueños es lo que nos hace crecer.. aunque genere cierta ansiedad a veces! :-) pero quizás esa ansiedad es lo que nos mantiene vivos..

Vivianne, eso es cierto.. uno nunca se cansa, es difícil conseguir que se cumpla un sueño por completo.. siempre queremos un poco más. El equilibrio quizás esté entre estar contentos con nuestra vida y al mismo tiempo luchar por mejorarla. Abrazos! Por cierto, me encanta tu blog, lo he visitado ya varias veces.. pero se me bloquea al intentar dejar comentarios (se ve que hay demasiadas aplicaciones para mi ordenador viejito).. seguiré intentándolo :)

Principito dijo...

NOSE QUE TAN ATRAS O QUE TAN OCULTO PUDIERAN QUEDAR NUESTROS ANHELOS, SIEMPRE EXISTE LA OPORTUNIDAD DE VOLVER A ELLOS EN ALGUN MOMENTO Y NO ES MADUREZ SON SIMPLEMENTE LAS RIENDAS QUE HEMOS QUERIDO TOMAR, DEJAR LA HOJA EN BLANCO... ES LA MEJOR RESPUESTA Y NO PO CONVENCERSE A QUE ES LO UNICO SINO PORQUE ABRE LAS OPORTUNIDADES A NUEVAS ILUSIONES... COMO AQUELLOS HEROES QUE CONTINUAN CON SU LUCHA DIARIA, CUMPLIENDO SUS PROPIOS SUEÑOS...

Ferípula dijo...

Nada somos sin nuestros sueños...
Eso, somos nosotros.
Y todo es posible debajo del sol...
Besitos! Me encantó que vengas....casi en mi cumpleaños :)

Me ayudas a colocar el banner de Darfur en mi blog???? Dónde escuentro el código? Quiero adherirme. Y promocionarlo.

Besitos!

Beth dijo...

Ostras, Risto escribe cosas interesantes...me quedé con el Risto televisivo, que no me decía nada. (Por cierto, lo ví en las fiestas de Gràcia acompañado de una Barbie tamaño real).

Liliana dijo...

te gustan los sellos?

http://www.newzeal.com/theme/medicine.htm

A una cierta edad todas estas formulas magicas para vivir no dicen nada, la vida es maravillosa lo mismo.

Mehreen dijo...

Principito, me gusta eso de que "...siempre existe la oportunidad de volver a ellos en algún momento..", lo malo es que a veces se nos olvidan..

Feri!! hoy estamos de fiesta!! :) Te dejé un mensajito (y te comento ahí también lo del banner). Muchos besotes!

Beth, jaja eso mismo pensé yo cuando leí su primer artículo (o "hartículos" como los llama él)!!.. pues sí, no me lo imaginaba "filosofando" de esta forma, este Risto me gusta mucho más :) Escribe todos los viernes en el ADN, y los textos son realmente buenos.
Mmmm.. quién será esa barbie.. :D

Lili, :-0 Me ha encantado la web! muchas gracias!! :-) Un bacio e abbraccio! jeje..

Ferípula dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Mehreen dijo...

Borrado, Feri! ;-)