17 octubre 2007

Noticias para reflexionar



¿Quién sería capaz de mirar a los ojos de estos niños y negarles su dignidad?

Ocurrió en Milán, a finales de verano: una mujer, embarazada de tres meses, esperaba gemelos. Al hacerse la prueba de la amniocentesis, se le comunica que uno de los gemelos tiene el síndrome de Down, por lo que solicita un aborto selectivo. Llegado el momento de la intervención, los fetos se intercambian su posición y la doctora elimina por equivocación al sano, dejando vivo al que quería matar. Comprobado el error, tras los pertinentes análisis, días más tarde, la madre decide acabar también con el gemelo con síndrome de Down que continuaba vivo.

El artículo completo apareció publicado en "Alfa y Omega", semanario católico de información. Soy católica y manifiesto mi rechazo absoluto al aborto libre; sin embargo, no me opongo abiertamente al aborto dentro de lo tres supuestos legales despenalizados en España (peligro para la embarazada, para el feto y violación), y puesto que este caso se acogía al segundo supuesto, quiero dejar claro que no es mi intención juzgar a nadie con este post. Por eso, porque no puedo asegurar que no habría hecho lo mismo en la situación de la madre (aunque sí habría ejercido mi derecho a objeción de conciencia en el caso de la doctora), este no es un post para juzgar ni abrir un debate moral. Simplemente quiero expresar un sentimiento. Un sentimiento profundo de tristeza, impotencia... de duda, que he experimentado cuando una amiga me ha contado este caso. Sólo quiero invitar a la reflexión.. una reflexión dedicada a esos niños que decidimos que no son aptos para la vida.. qué duro.

Y para contrarrestar un poco este mal trago.. una noticia bonita: El hospital Vall d'Hebrón de Barcelona ha salvado la vida de una niña tras practicarle, cuando sólo era un feto de 21 semanas, una cirugía fetal fetoscópica, pionera en el mundo, consistente en liberar una brida amniótica que rodeaba el cordón umbilical y la pierna izquierda de la pequeña. La anomalía, de no haberse solucionado, habría podido conducir a la muerte del feto por sección del cordón umbilical y, en el menos traumático de los casos, habría producido la amputación de la extremidad. Me han enseñado a ser escéptica en estos temas y huir del sensacionalismo científico... pero creo que esta noticia abre una puerta a la esperanza. Esta claro que un síndrome de Down no se soluciona con cirugía, pero el problema de esta niña sí se ha podido solucionar y se ha salvado. Hay alternativas... y si se sigue trabajando en ello en vez de optar por caminos quizás más cómodos, habrá más.

3 comentarios:

liliana dijo...

En una reuniòn de padres de nenes down en Italia, un padre leyò una carta que hacia llorar de tanto amor que tenia, en una parte decia: "Perdòname se cuando naciste llorè en vez de ser feliz, hoy mi vida sin ti no tendrìa sentido."
Una pelicula para ver "El octavo dia" (Belgica,1996) con Daniel Auteuil y un joven down que eseña el amor, muy lindo.

Principito dijo...

La vida nos va enseñando distintos caminos, distintas posturas, distintas visiones, nos va mostrando distintas realidades y nos va diciendo que tras cada paso hay una gran enseñanza... Estamos llamados a asumir esos paso y darlos con firmeza , llevando siempre por delante la vida, el amor y el respeto...

Una bonita reflexión, capaz de remover esos sentimientos guardados ...

Muchos abrazos,

Principito
"Desde mi Principado para el Mundo"

Vivianne dijo...

Los niños Down son una promesa de amor, creo que ellos saben amar mucho más que un "chico normal",lamentablemente cuando uno quiere tomar o dirigir la vida sin primar la conciencia una mano invisible te hace errar, ufff es doloroso, pero es una realidad, sabes acá en Chile hace como 12 o 14 años nacieron unos hermanos siameses, los separaron con éxito fue la primera operación que se hizo en mi país los chicos tiene ya 14 años mas menos, separados haciendo su vida independiente estudiando y con una vida normal,excelente post un beso!!!