08 octubre 2007

Sobre hombros de gigantes



"Donde hay amor por la humanidad, hay amor por la medicina"
(Hipócrates)

Hace 125 años, Dolors Aleu i Riera nos abrió una puerta a las mujeres al mundo de la Medicina. En un día como hoy de 1882, leyó su tesis doctoral "De la necesidad de encaminar por nueva senda la educación higiénico-moral de la mujer", en la que trataba de rebatir el argumento de la falta de capacidad de las mujeres para los estudios profesionales. Se convirtió así en la primera doctora española.

Ella y otras pioneras consiguieron que las escuelas y facultades de Medicina y los hospitales clínicos, modificasen las trabas legales que impedían el acceso de las mujeres a la enseñanza.

Atrás quedaban aquellos tiempos medievales en que matronas, herboleras, mujeres valientes que intentaban ganarse la vida con aquello que sabían hacer, eran tachadas de brujas, acusadas por la ignorancia de muchos y los intereses de otros de pactos con el diablo, y quemadas en hogueras. Fueron muchas.. y sus cenizas sin nombre han sido olvidadas.

Algunos siglos después, mujeres como Dolors se enfrentaron a toda incomprensión, desafiaron a tantas voces que, paternalistas, les aconsejaban abandonar su vocación... y lucharon por hacerse un hueco. Por hacernos un hueco a todas.

Gracias Dolors, porque por tí y mujeres como tú, soy lo que quiero ser.. al menos me han permitido decidir. Porque gracias a ese camino que con valor iniciásteis, en mi promoción más de un 80% de los nuevos médicos somos mujeres. Aún queda mucho camino por andar para conseguir la igualdad laboral, pero ahí vamos, poquito a poco, con paso seguro..
Porque como dijo Isaac Newton...

"Si puedo ver tan lejos, es porque he conseguido auparme sobre hombros de gigantes"












Fotografía de la Dra. Dolors Aleu i Riera

4 comentarios:

Dédalus dijo...

Es estupendo darse cuenta de que, en la vida de uno, siempre aparecen modelos y referentes que empujan, porque son un auténtico ejemplo de vida. Muchos de estos, son históricos, como tu personaje de hoy, a quien no conocía...
Pero también hay otros, cercanos, de quienes hemos gozado, porque nos han enseñado y nos han hecho sentir: esos hermanos, esos amores, esos amigos, gracias a los cuales, uno consigue ser un poco mejor persona.

Gracias, Mehreen. Te sigo mirando.
Besos.

Vivianne dijo...

Muy acertado, las mujeres somos capaces de mucho, no somos la sombra del hombre, cada vez nos adelantamos en profesiones que antes eran exclusivamente de los hombres, pero lamentablemente aún somos subvaloradas en el campo laboral, no es que queramos adelantar al hombre, ni quedarnos atras, solo queremos ir a la par, felicitaciones chicuela, muy buen post.
www.vivianneberenice.blogspot.com

Liliana dijo...

Brava!! Son pocos los que se "molestan" en recordar, porque la memoria cuesta, es trabajo, hay que forjarla, mantenerla viva, estudiarla, reconocerla, cuidarla, defenderla, ect., pero es donde apoyamos los pies, sin memoria en vez de roca encotramos arenas moviles.
besito

Beth dijo...

Ahora todo es más fácil, pero si es así es porque muchas personas lucharon para que los sueños se hicieran realidad.