19 septiembre 2006

Bandera blanca

...Mujhe tumse muhabbat hai...

"Moros y Cristianos" ya no es una fiesta popular, ni el nombre de un programa de debate en televisión. Es un conflicto real y serio que ocupa las noticias en pleno siglo XXI. Yo sólo quiero manifestar mi tristeza al ver que, una vez más, los humanos no nos entendemos.

No me propongo atacar ni defender a nadie, ni quiero que mi post sirva para eso. Por favor, no apostemos por una u otra religión, apostemos por el ser humano. Soy católica y personalmente, opino que lo que ha ocurrido es que unas palabras han sido malinterpretadas (quiso dar a entender que las ideas religiosas no justifican la violencia, pero tal vez no utilizó la cita histórica más apropiada), y que algunos colectivos se han empeñado en demostrar que no son violentos precisamente mediante la violencia. Irónico, ¿no?. No quiero generalizar, porque por experiencia propia sé que generalizar hace mucho daño, y más aún en temas de religión. Digo "algunos colectivos" porque estoy convencida de que la mayoría de musulmanes no se sienten identificados con esas personas con caras desencajadas que nos enseñan en los telediarios declarando a gritos la guerra contra los cristianos, sino que lo único que desean es una explicación para poder comprender el significado de esas palabras y, si aún así no les parecen comprensibles, una disculpa.

Sólo quiero poner mi granito de arena para hacer un llamamiento silencioso a favor del respeto y la tolerancia por ambas partes. Somos diferentes, sí, pero podríamos aprender de esas diferencias en vez de tirarnos al cuello y quemar (literalmente) la cultura. Ojalá la PAZ deje de ser una utopía. Empecemos por sacar nuestra bandera blanca. Si os interesa el tema, buscad información y veréis cómo el Corán y la Biblia no se diferencian tanto. Ambas religiones apuestan por el amor. Así de fácil y así de complicado.

2 comentarios:

Oski dijo...

Y cantarle a los fusiles que no tienen clavel...

Anónimo dijo...

Cabellera rubia, suelta,
corriendo como un estero,
cabellera.

Uñas duras y doradas
flores curvas y sensuales
uñas duras y doradas.

Comba del vientre,
escondida,
Y ABIERTA COMO UNA FRUTA
o una herida.

DULCE RODILLA DESNUDA
apretada EN MIS RODILLAS,
dulce rodilla DESNUDA.

Enredadera del pelo
entre la oferta redonda
de los senos.

HUELLA QUE DURA en el lecho,
huella DORMIDA en el alma,

PALABRAS LOCAS.

Perdidas palabras locas:
REMATARÁN MIS CANCIONES,
se morirán NUESTRAS BOCAS.

Morena, LA BESADORA,
rosal DE TODAS LAS ROSAS
en una hora.

BESADORA DULCE Y RUBIA,
me iré,
TE IRÁS, BESADORA.

PERO AÚN TENGO LA AURORA
ENREDADA en cada sien.

BÉSAME, por eso, AHORA,

BÉSAME, BESADORA,

ahora y en la hora
de nuestra muerte.

Amén.