28 septiembre 2006

Hoy recordé algunas cosas

"Y cómo deshacerme de tí si no te tengo,
cómo alejarme de tí si estás tan lejos".
(Ricardo Arjona)

Hace un tiempo, cada vez que escuchaba esta canción sentía un escalofrío (aún me pasa) porque nunca antes una letra había descrito tan bien mis sentimientos. Quizás aún hoy sigue describiéndolos, pero ahora ya no me importa tanto, o no dejo que me importe... ahora que creo haber encontrado una estabilidad relativa no quiero volver a llorar nunca más por la pérdida de un sueño. Porque, como dice Julieta Venegas, "sé que me espera algo mejor".

Descubrí por aquel entonces que nadie es imprescindible.. o al menos más imprescindible que el resto de la gente. Que cuando crees que ha llegado el fin del mundo, sólo hay que esperar un poquito, quererse a sí mimo y dejarse querer, porque el mundo renace con más fuerza y en menos tiempo del que imaginamos. Hoy he recordado que soy más fuerte de lo que creo.. aunque a veces se me olvide.

2 comentarios:

Oski dijo...

Yo si creo en la idea casi utópica de que la imprescindibilidad forma parte de la vida.

Quien sabe, quizás maañana todo cambie

Anónimo dijo...

ABEJA BLANCA zumbas -EBRIA DE MIEL-
EN MI ALMA

y te tuerces en lentas
espirales de humo.

SOY EL DESESPERADO,
la PALABRA SIN ECOS,

el que lo perdió todo,
Y EL QUE TODO LO TUVO.

ÚLTIMA AMARRA,
cruje en ti
MI ANSIEDAD ÚLTIMA.

En mi tierra desierta ERES
LA ÚLTIMA ROSA.

Ah SILENCIOSA!

CIERRA TUS OJOS PROFUNDOS.

ALLÍ
aletea la noche.

AH DESNUDA TU CUERPO
de estatua TEMEROSA.

TIENES OJOS PROFUNDOS
donde LA NOCHE ALEA.

FRESCOS BRAZOS DE FLOR
y regazo de rosa.

SE PARECEN TUS SENOS
a los caracoles BLANCOS.

Ha venido a dormirse
EN TU VIENTRE
una MARIPOSA de sombra.

Ah SILENCIOSA!

HE AQUÍ LA SOLEDAD
de donde estás AUSENTE.

LLUEVE.
El viento del mar caza
ERRANTES GAVIOTAS.

El agua ANDA DESCALZA
POR LAS CALLES MOJADAS.

De aquel árbol se quejan,
COMO ENFERMOS,
las hojas.

ABEJA BLANCA,
ausente,
AÚN ZUMBAS EN MI ALMA.

Revives en el tiempo,
DELGADA Y SILENCIOSA.

Ah SILENCIOSA!